Milanesat, 25-27, 4t. 1a, 8017 Barcelona

Agentes filantes

agentes_filantes
AGENTES FILANTES

Los agentes filantes, también conocidos como agentes adherentes o tackifiers, son aditivos que aportan dos tipos de propiedades a los lubricantes o grasas a los que se incorporan. Debido a los enlaces químicos que existen entre los átomos, pueden aportar adherencia (en la superficie donde se aplican) o cohesión (fuerzas que existen entre las moléculas de las grasas, de los lubricantes o de ciertos fluidos particulares).

Agente filante
Aditivos para adherencia o cohesión

¿Qué son? Estos aditivos son polímeros, que confieren adhesividad, o consistencia al fluido base. La adhesividad se considera una propiedad compuesta; determinada por las fuerzas cohesivas y adhesivas, la viscosidad y otros factores como el peso molecular y la concentración de los aditivos poliméricos utilizados en la formulación de dichos aditivos. Las fuerzas cohesivas permiten que el lubricante permanezca unido como una sola masa, mientras que las fuerzas adhesivas hacen que permanezca en las superficies a lubricar.

 

Las propiedades viscoelásticas de las soluciones poliméricas dependen de la concentración del polímero y de varios parámetros moleculares del polímero determinados por su estructura química. Los parámetros más importantes son el peso molecular del polímero (y, en cierta medida, la distribución del peso molecular) y la estructura de las cadenas del polímero. Otro parámetro importante es la viscosidad de la base.

 

Los polímeros más usados como agentes filantes son el poliisobutileno (PIB, del inglés Polyisobutylene) de alto peso molecular y el copolímero de olefina (OCP, del inglés Olefin copolymer). Las OCP confieren longitudes de hilo inferiores a las del PIB. Sin embargo, la estabilidad al cizallamiento (SS, del inglés Shear stability) de las OCP es mucho mayor.

 

¿Cuáles son los beneficios?  Los agentes filantes proporcionan adherencia en los lubricantes y consistencia en las grasas, para evitar que el lubricante gotee, inhibir la niebla dispersa en los lubricantes y aumentar el tiempo de lubricación en las maquinarias.

 

¿Qué aplicaciones tiene?  Algunas aplicaciones típicas donde se añaden los agentes filantes son:

 

– Lubricantes de cadena, guías, motosierras, cables

 

– Aceites para engranajes

 

– Grasas

 

– Fluidos para trabajar el metal

 

– Protectores de corrosión

 

– Aceites para maquinaria textil

 

Tipo de agentes filantes:

 

Grado alimentario: para el contacto accidental con alimentos.

 

Bio-basados: se utilizan principalmente para proporcionar adherencia en los aceites para cadenas y guías en lugares ambientalmente sensibles. Los polímeros en sí no son fácilmente biodegradables, pero permiten la formulación de lubricantes para la Ecolabel (etiqueta ecológica de la UE) y están incluidos en la LUSC list.

 

De alta temperatura: proporcionan consistencia y resistencia al agua a los lubricantes y grasas térmicamente estables basados en PAO y aceite del Grupo III. La adición de este tipo de aceites filantes mejora la estabilidad térmica y oxidativa.

 

Para sistemas acuosos: aditivo no peligroso y respetuoso con el medio ambiente que espesa y confiere adhesividad a los fluidos base agua y emulsiones

 

¿Qué hay que tener en cuenta?

 

– Al igual que otros polímeros, los agentes filantes pueden perder sus propiedades si se cambia la polaridad del diluyente. Por lo general, este problema surge cuando un
polímero se mezcla con otro aditivo (más polar), como un paquete de aceite de motor o un tensioactivo basado en sulfonato. La incompatibilidad puede evitarse teniendo en cuenta la secuencia de mezcla: cuando se mezclan un aditivo polimérico y un aditivo polar, siempre hay que disolver completamente un aditivo en la base lubricante antes de empezar a añadir el otro.

 

– Los aditivos más viscosos pueden ser difíciles de mezclar con diluyentes de baja
viscosidad. Una mezcla deficiente puede provocar incompatibilidad cuando se añaden otros aditivos. Si la agitación no es suficiente para una buena mezcla, la solución más fácil es calentar el adhesivo antes de mezclarlo.

 

– Descomposición térmica: los agentes filantes de poliisobutileno comienzan a
descomponerse por encima de los 100°C.

 

Contacta con nuestros especialistas para conocer nuestro catálogo de agentes filantes.

Publications similaires