Gran Via de Carles III, 98, Torre Nord, 3a pl., 08028 Barcelona

Lubricantes industriales

Aditivos para
Lubricantes Industriales

Lubricación o lubrificación es el proceso por el cual reducimos la fricción entre dos superficies próximas y en movimiento relativo, interponiendo entre ambas superficies una película de un fluido o sólido denominado lubricante. La ciencia que estudia la fricción, lubricación y desgaste se denomina tribología, que estudia las superficies que interactúan en movimientos relativos. El lubricante y la lubricación son parte de tribología.

 

Los aceites o lubricantes industriales, aparte de reducir la fricción entre componentes, tiene otras funciones igual de importantes como disipar el calor, proteger contra la corrosión, actuar de sellante, eliminar partículas de desgaste y contaminantes, transmitir potencia, etc. Un lubricante está constituido por la base, parte mayoritaria, y aditivos.

Distintos tipos de lubricantes industriales pueden ser aceites, grasas, lubricantes secos o penetrantes, entre otros. Esto permite flexibilidad en desarrollo de lubricantes para su aplicación en función de cada sector industrial.

La elección de la base dependerá de los siguientes requerimientos del sistema donde debe actuar:

  • Requerimientos fisicoquímicos: altas temperaturas, cizalla, solubilidad, compatibilidad, viscosidad.
    elastómeros, etc.
  • Requerimientos tribológicos: resistencia, carga, fricción, desgaste, tipo de metal.
  • Funciones del lubricante: lubricar componentes, refrigerar, proteger, sellar.
  • Económicos: precios, disponibilidad.
  • Medioambientales.
  • Legislativos.
  • Higiene y seguridad.
  • Estado del equipo.

Con la química de la base no siempre se pueden cumplir todos las características deseadas del producto, en este caso hay que llegar a un compromiso con las distintas opciones, del aceite, evaluando y ponderando las propiedades más importantes y las que se pueden mejorar con aditivos.

 

Lumar dispone de un amplio catálogo de bases y aditivos que cubren todas las aplicaciones y necesidades que puedan aparecer en el diseño de un lubricante industrial. La lubricación es una parte importante en la industria cara a la reducción del gasto energético en consonancia con la economía circular. Nuestros ingredientes van encaminados a desarrollar soluciones innovadoras de acuerdo con los actuales estándares tanto a nivel técnico como de rendimiento, fiabilidad, eficiencia, eficacia y sostenibilidad.

Àlex
Andrés
Especialista en Lubricantes
+34 935 947 500
technical@lumarquimica.com
aa-ppkgm6zhqkoxirsd4rqp14trkfe8vqn9zyq5lulzo0 copia
Tabla de productos
Alex
Andrés

Especialista en Lubricantes

+34 935 947 500

technical@lumarquimica.com

Los lubricantes industriales son sustancias utilizadas para reducir la fricción y el desgaste entre las superficies en movimiento de equipos y maquinaria industrial. Su función principal es lubricar, proteger y mejorar el rendimiento de los componentes mecánicos, minimizando la fricción y el desgaste prematuro.

La selección de las bases y aditivos adecuados se basa en varios factores, como las condiciones de operación, las recomendaciones del fabricante del equipo, los requisitos de viscosidad y los estándares de la industria. Es importante considerar la compatibilidad del lubricante con los materiales y sellos utilizados en el equipo.

La viscosidad es una propiedad clave de los lubricantes industriales, ya que indica su resistencia al flujo. La viscosidad adecuada garantiza una lubricación eficiente en diferentes temperaturas y velocidades de funcionamiento. Es esencial seguir las recomendaciones de viscosidad del fabricante del equipo para evitar problemas de lubricación insuficiente o excesiva.

Los lubricantes industriales de alta calidad ofrecen numerosos beneficios, como una mejor protección contra el desgaste, la corrosión y la oxidación. También pueden mejorar la eficiencia energética, reducir los costos de mantenimiento, prolongar la vida útil de los equipos y mejorar el rendimiento general de la maquinaria.

Sí, dependiendo del sector industrial y las aplicaciones específicas, pueden existir regulaciones y normativas que requieran el cumplimiento de ciertos estándares. Al elegir las bases y aditivos, es importante asegurarse de que cumpla con las normativas aplicables y las especificaciones del fabricante del equipo.

Tipos de lubricantes industriales

En la industria, existen diferentes tipos de lubricantes que se utilizan según las necesidades y requisitos específicos de cada aplicación. A continuación, se detallan algunas de las categorías más comunes:

Aceites industriales: características y aplicaciones

Los aceites industriales son uno de los lubricantes más utilizados en diversos sectores industriales. Estos aceites, que pueden ser minerales, sintéticos o semisintéticos, ofrecen una excelente lubricación y protección contra la fricción y el desgaste en una amplia gama de aplicaciones.

Los aceites industriales se utilizan en motores, compresores, bombas, engranajes, sistemas hidráulicos, entre otros componentes mecánicos. Su viscosidad, resistencia a la temperatura y propiedades de protección contra la oxidación y corrosión son algunas de las características clave que los hacen ideales para diferentes aplicaciones industriales.

Grasas industriales: beneficios y usos en la industria

Las grasas industriales son lubricantes semisólidos que ofrecen una protección duradera en aplicaciones donde los aceites líquidos no pueden mantenerse en su lugar debido a altas velocidades, altas presiones o ambientes hostiles. Estas grasas consisten en una base lubricante (generalmente aceite) espesada con un espesante (generalmente un jabón metálico).

Las grasas industriales se utilizan en rodamientos, cojinetes, cadenas, guías, juntas y otros componentes donde se requiere una lubricación continua y de larga duración. Ofrecen beneficios como una excelente adherencia, resistencia al agua y protección contra la oxidación y la corrosión.

Lubricantes biodegradables: una alternativa sostenible

Los lubricantes biodegradables son una opción cada vez más popular en la industria, ya que están diseñados para minimizar el impacto ambiental. Estos lubricantes se descomponen de forma natural en el medio ambiente y cumplen con normativas medioambientales específicas.

Se utilizan principalmente en aplicaciones donde existe el riesgo de fugas o derrames al medio ambiente, como equipos marinos, sistemas hidráulicos y aplicaciones en la industria alimentaria. Los lubricantes biodegradables ofrecen un rendimiento comparable a los lubricantes convencionales y contribuyen a la sostenibilidad y responsabilidad ambiental de las operaciones industriales.

Aceites sintéticos

Los aceites sintéticos son lubricantes diseñados específicamente para satisfacer las demandas de aplicaciones industriales de alto rendimiento. Estos aceites se producen mediante la síntesis química de compuestos base y aditivos, lo que les confiere propiedades especiales y un rendimiento superior en comparación con los aceites minerales convencionales.

Los aceites sintéticos ofrecen una excelente resistencia a altas temperaturas, oxidación y desgaste, lo que los hace ideales para aplicaciones exigentes, como compresores de aire, sistemas de turbinas, equipos de alta velocidad y aplicaciones sometidas a condiciones extremas. Sin embargo, su mayor costo es una consideración importante al seleccionarlos para aplicaciones específicas.

Innovaciones y tendencias en lubricantes industriales

A medida que la tecnología avanza, los lubricantes también han evolucionado para adaptarse a las demandas cambiantes de la industria. A continuación, se presentan dos áreas destacadas en este sentido: desarrollos en lubricantes de base sintética y aditivos mejorados, así como lubricantes inteligentes y la aplicación de tecnología en la lubricación.

Desarrollos en lubricantes de base sintética y aditivos mejorados

Los lubricantes de base sintética han ganado popularidad en los últimos años debido a sus excelentes propiedades y alto rendimiento en comparación con los lubricantes convencionales. Estos lubricantes están formulados con aceites sintéticos que ofrecen una mayor estabilidad térmica, resistencia al desgaste y protección contra la oxidación. Además, se han desarrollado aditivos mejorados que optimizan aún más las propiedades de los lubricantes, como la capacidad de reducir la fricción, la resistencia a altas temperaturas y la protección contra la corrosión. Estos avances permiten una lubricación más eficiente y duradera, mejorando el rendimiento y la vida útil de los equipos industriales.

Lubricantes inteligentes y tecnología aplicada a la lubricación

La industria de lubricantes también ha adoptado tecnologías inteligentes para mejorar la eficiencia y control de la lubricación en los sistemas industriales. Combinados con sensores y sistemas de monitoreo, permiten un seguimiento continuo de las condiciones de funcionamiento y desgaste de los equipos. Esto facilita la detección temprana de posibles fallos, el análisis de datos en tiempo real y la optimización de la lubricación en función de las necesidades específicas de cada equipo. Estas innovaciones en lubricantes inteligentes y tecnología aplicada a la lubricación mejoran la fiabilidad de los equipos, reducen los costos de mantenimiento y aumentan la productividad en la industria.